La tentación vive arriba (1955) Billy Wilder

La tentacion vive arriba posterDIRECTOR:  Billy Wilder
GUIÓN: Billy Wilder, George Axelrod
MÚSICA: Alfred Newman
REPARTO: Tom Ewell, Marilyn Monroe, Oskar Homolka, Carolyn Jones, Evelyn Keyes, Sonny Tufts, Robert Strauss, Marguerite Chapman, Victor Moore, Donald MacBride

SINOPSIS:

Cuando su familia se va de vacaciones en verano, Richard Sherman cree que pasará el verano tranquilamente, pero pronto llegará algo que revolucionará su rutinaria vida. Al piso de arriba llega a vivir una joven muy atractiva, la tentación esta servida.

RESEÑA:

“La tentación vive arriba” creo que supone el anhelo de cualquier hombre de la calle que, entrado en la madurez, es consciente de que su vida es gris, anodida, vulgar y simétrica y por tanto, con el fin de hacerla especial, ha de valerse de ingenuas fantasías que le permitan “vivir” una existencia más emocionante, aderezada de momentos especiales nunca experimentados… ¿Y qué fantasías más recurrentes tiene un hombre casado con una mujer mandona y puntillosa y que padece a un hijo inquieto y desordenado?

Pues las de tener aventuras extramatrimoniales con mujeres hermosas, en el trabajo, con amistades conocidas, o simplemente ficticias, algo que, al fin y al cabo, no ha cambiado en absoluto en los hombres en 55 años, y que me imagino nunca cambiará. Y esto es precisamente lo que le ocurre a Richard Sherman, un editor ¡de revistas pulp! que se queda “de rodríguez” durante un verano en el populoso Nueva York mientras su mujer y su hijo pasan las vacaciones en Maine.

Las curiosas paranoias que manifestará Sherman en su solitaria estancia, salpicadas con notables notas de humor, alcanzarán el clímax cuando al piso superior se mude una impresionante vecina (Marilyn Monroe), tremendamente sexy pero proporcionalmente ingenua, que le hará vivir un sinfín de peripecias a cada cual más excéntrica. Asistiremos así a las divertidas escenificaciones de la ilimitada imaginación del pobre casado y gris Sheman con su vecina, mucho más joven que él y excepcionalmente hermosa, cuya libertina actitud le conducirá a sostener consigo mismo una implacable lucha de voluntad para no caer en una infidelidad que ella, por contra, jamás invita, al menos abiertamente.

La tentacion vive arriba con Marilyn MonroeSin embargo, a veces las más mínima insinuación por parte de una mujer, y más si ésta es increíblemente bella, puede enloquecer a cualquier hombre, dotando a momentos y situaciones creadas por su mente de una temerosa realidad, bajo la forma de una esposa vengativa que, al mismo tiempo, siempre según la enfermiza deformación de la cotidianeidad que sufre Sherman, vive un curioso idilio con un conocido de ambos.

No obstante, ciñéndose siempre a una moral imperante, Sherman reconocerá finalmente el valor de todo lo que posee, alejándose a paso vivo de una hermosa tentación que le observa entre divertida y desconcertada. Mostrándonos a través de un maravilloso y clásico technicolor de colores vivos, brillantes y acaramelados, “La tentación vive arriba” es un brillante ejercicio psicológico de indudable vigencia y actualidad por parte de un inspiradísimo Billy Wilder, a la vez que una impecable y extrovertida comedia al servicio del mayor mito erótico del mejor Hollywood de todos los tiempos.

La famosa secuencia (más light que en las fotos) de Marilyn y el metro:

Tags:

Acerca de Clayton

Gaditano en el exilio, friki de nacimiento, comiquero desde que tengo uso de razón, cinéfilo desde siempre y adicto de corazón a las series USA.Puedes visitar su blog personal en: thelonefreaker.blogspot.com.es

You may also like...

0 thoughts on “La tentación vive arriba (1955) Billy Wilder”

Deja un comentario


Subscribe to RSS Feeds

Get all latest content delivered to your email a few times a month.