Entrevista a Javier Cosnava, autor de la novela “1936 Z La Guerra Civil zombi”

Entrevistamos a Javier Cosnava el autor de la novela 1936 Z La Guerra Civil, un libro de zombies y que, además, nos invita a ahondar en la historia de la Guerra Civil española. El autor se ha documentado a conciencia sobre esta época y sobre algunos de los mitos que corren por el mundo, con los que ha dado forma a esta interesante historia. Si queréis saber más sobre esta parte de nuestra historia y, además, os encanta el género zombie, esta es vuestra novela.

Javier CosnavaJavier Cosnava se formó como historiador, pero en el tercer año abandonó la carrera, más interesado en una formación autodidacta.

A finales de 2006 comienza la colaboración con el dibujante Toni Carbos; fruto de este empeño sumaron 20 premios de cómic en apenas año y medio antes de pasar al mercado profesional.

Juntos publican en diciembre de 2008 su primera novela gráfica: Mi Heroína (Ed. Dibbuks), que ya había cosechado hasta 7 premios a cada una de sus partes. Narra la historia de un dibujante de cómic adicto a los estupefacientes durante los últimos días de su vida.

Para saber más sobre el autor y su obra no dejéis de entrar en su web: cosnava.wordpress.com

A continuación os dejamos con esta interesante entrevista en la que el autor nos habla sobre su último libro y algunos de sus trabajos y proyectos. ¡Qué la disfrutéis!

nC: Hace poco se ha publicado tu novela de temática zombie “1936 Z La Guerra Civil” donde sitúas a estos personajes en medio de la Guerra Civil Española, ¿cómo surgió esta idea?

 JC: La novela trata de explicar cómo se gestó y cómo se desarrolló la Guerra civil española incluso desde sus orígenes a principios del siglo XX, los orígenes del enfrentamiento entre derechas e izquierdas, la caída de la monarquía y el advenimiento de la República; y busca explicarlo a un público que seguramente vería largo y farragoso leerse un ensayo sobre la historia de la guerra civil. Trata de explicar, decía, de una forma lo más amena posible cómo se desarrolló ese momento decisivo en la historia de nuestro país.

Mi novela es muy diferente a cualquier otra novela del género zombi que se haya publicado. La razón es que comencé a escribirla en 1991, de hecho es una de las primeras novelas que intenté escribir. Aunque el género se había iniciado precisamente el año anterior en el 1990 aquí en España nadie oyó hablar de él hasta por lo menos 12 años más tarde, momento en el cual yo tenía escritas ya más de 1000 páginas en borrador de las diferentes novelas de la guerra civil zombi. Por ello mis zombies no se parecen en nada a los zombies de Romero, de las películas, seres descerebrados que corren para comerse a sus congéneres. Mis zombies son fruto de la magia negra y el vudú, son zombies basados en la cultura de Haití, hay brujas y magos que conjuran muertos vivientes que en realidad no son sino personas drogadas y enterradas vivas para luego ser desenterradas y servir de esclavos a sus amos.

    De hecho, la editorial la considera una novela histórica y no sólo de zombies, porque trato de explicar la Guerra civil española con el trasfondo del vudú de Haití. Conté con la inestimable colaboración de un doctor en historia contemporánea de la Universidad de Barcelona que me asesoró en los aspectos más controvertidos de la Guerra civil española. Yo mismo estudié varios años de la carrera de historia y conozco bien su metodología que he aplicado a la hora de dibujar mis personajes y las situaciones que se desarrollan en la novela.

nC: Para escribir sobre zombies hay que ser un amante y conocedor del género, ¿qué novelas, películas… consiguieron que te interesaras en los muertos vivientes?

JC: Películas: las de Romero. A principios de los 90 no había mucho más con un mínimo de calidad.
Novelas: Ninguna. En 1991, cuando comencé a escribirla no había nada publicado y tuve que buscar cuentos, lo poco publicado en castellano, destacando los de Vivian Meik e Inez Wallace.

nC: A lo largo del tiempo estos no muertos han sido retratados de infinitas maneras, unas más convincentes que otras, en tu libro ¿cómo son tus zombies y el entorno en el que se encuentran?

JC: Sucintamente te diré que la novela nos muestra de forma coral diferentes personajes y sus1936 z guerra civil javier cosnava historias a lo largo de más de 30 años. Los ejércitos de zombies son conjurados siguiendo la tradición del vudú de Haití para combatir en cada uno de los bandos cuando estalla el conflicto, e incluso aparece un tercer bando, ese que los historiadores llaman ahora la tercera España. La unión de las historias y del microcosmos de cada uno de estos personajes conforman la guerra civil zombi.
Mis zombis, pues, no son cadáveres podridos… son seres humanos enterrados vivos, desenterrados con daño cerebral y hechos esclavos por un brujo. Con el tiempo, el daño cerebral desaparece pero siguen siendo esclavos.

nC: Siendo un tema tan de moda en los últimos tiempos, ¿qué aporta tu historia al género?

JC: Para empezar, el tipo de zombi, la mitología haitiana, la religión vudú…
Y la guerra civil, que es una completa desconocida para el 90% de los lectores jóvenes. Conocen que hubo un conflicto pero prácticamente ninguno sabrá explicarte qué sucedió de verdad, cuáles eran verdaderamente los bandos, sus objetivos, el avance de la guerra, etc. Obras como 1936 Z pueden provocar que la gente comience a interesarse por conocer la historia de nuestro país y de esta forma elaborar su propia mitología en base a un mínimo conocimiento de los hechos.

nC: ¿Cómo ha sido la experiencia de escribir este libro, desde la idea original, la documentación histórica, el proceso narrativo… hasta su publicación?

JC: Desde su concepción hace más de 20 años, hasta la actualidad, han sido tantas las fases por las que ha pasado que sería imposible explicarlas todas; decir, sencillamente, que es mi principal libro fetiche, una historia a la que vuelvo constantemente cada ciertos meses y que seguramente desarrollaré durante muchos años más, porque tengo intención, no sólo de escribir las siguientes partes de la obra, sino spin offs e historias de varios personajes que circulan de forma muy menor en esta novela pero que para mí son fundamentales. Respecto a su publicación para mí es un honor que el grupo Santillana, que con sus dos editoriales hermanadas Alfaguara y suma de letras, conforman uno de los principales referentes de la publicación en nuestro país… para mí es un honor, decía, que hayan decidido que mi novela sea la primera de género zombi que publican. Con eso ya me doy por pagado y satisfecho.

nC: Además de novelista eres autor de cómics, ¿qué lenguaje te gusta más para expresar tu faceta artística y en cuál te sientes más cómodo?

JC: Yo siempre he sido novelista, lo de mi incursión en el mundo de los cómics fue una casualidad, hermosa, pero puntual. Incluso hoy en día, en el que estoy trabajando en dos novelas gráficas con los autores diferentes ya no escribo guiones sino que les hago novelas a medida. Decido con los autores el tema que se quiera hablar, como los conozco sé qué tipo de dibujo y de narración tienen y a partir de ahí les diseñó una novela que voy escribiendo por tramos y hacemos el guión juntos. Yo no soy de forma natural guionista y no me hace demasiado feliz hacer guiones de cómic ni de ningún otro tipo, por lo que desarrollé este sistema mixto que me permite, de hecho, seguir haciendo algo que para mí es una novela aunque acabe publicado formato cómic.

nC: En tus novelas gráficas hay varias publicadas sobre temática nazi, ¿cómo es narrar y ahondar en esta época de la historia?

JC: El nazismo es otro de mis fetiches, otro de los lugares que transito a menudo durante el proceso creativo. Ahora mismo estoy escribiendo precisamente una novela enmarcada en ese período. La mayor parte de las cosas que he aprendido sobre el nazismo se las debo a la caja de Asturias (Cajastur), que me becó en los años 2000 y 2009 para viajar siguiendo el camino de los exiliados de la República hasta campo de Mauthausen, en Austria. El tiempo que pasé allí, las cosas que aprendí, los libros que leí… me han permitido hacerme un conocedor como mínimo aceptable de aquella época y le tengo especial cariño a las obras que nacieron de aquel momento de mi carrera artística.

nC: ¿Qué puedes decirnos sobre DIARIO DE UNA ADOLESCENTE DEL FUTURO, tu anterior libro?

diario de una adolescente del futuro cosnavaJC: Diario es una de mis novelas preferidas. Trata de un mundo futuro en que todos los jóvenes son del perfil de los que podemos ver en el programa de la MTV Gandía Shore. Son jóvenes descerebrados, promiscuos, malhablados, ignorantes, etc. Narrada en primera persona desde un lenguaje soez y zafio, esconde también la historia de un estado totalitario que va creciendo en la sombra y se vale de estos idiotas del futuro para manejarlos como un rebaño y tenerlos dominados. Fue un proyecto muy interesante y ambicioso que a mí me encantó escribir porque me gusta experimentar y el pasarme varios meses trabajando una prosa propia de una persona muy ignorante, te hace hace aprender mucho: escribir mal, aunque pueda parecer mentira, es muy difícil. En 1936 Z, por ejemplo, la prosa está las antípodas y es muchísimo más trabajada. Como te decía me gusta siempre experimentar y cambiar de registro en cada novela.

nC: En tu trayectoria artística has abordado, de diversas maneras, unos temas que aún hoy día siguen candentes, como pregunta a modo personal ¿hasta cuándo crees que el hombre necesitará seguir hablando de la guerra y el nazismo? Quizá sea necesario, como opinan algunos, no dejar de recordarlo nunca para no caer en los mismos errores…

JC: aunque pueda parecer mentira, se ha hablado mucho del nazismo pero se conoce muy poco. Un ejemplo es la novela “el niño de pijama rayas” que aparte de ser una novela bastante mal escrita es un ejemplo de la concepción que tiene lector de cómo fue la época nazi. Esta novela, que supongo conocerás, trata de un niño que es hijo de un alto mando de un campo de concentración y que ni siquiera sabe que el niño quiere jugar más allá de la cerca y que viste a rayas como los presos, es un judío encerrado como un animal y que va a trabajar hasta la muerte o a morir en las cámaras de gas. Este argumento es la cosa más estúpida que jamás ha hecho nadie en la historia de la literatura. Los niños en la Alemania nazi estudiaban en las escuelas y aprendían conceptos del nacionalsocialismo; todo el mundo sabía de la existencia de campos de concentración; los niños jugaban en la calle a campos de concentración imaginarios y unos eran presos y los otros judíos u homosexuales a los que ataban y golpeaban o interrogaban con falsos disfraces de las SS; un hijo de un alto mando de la SS sería el niño más cabrón hijo puta (con perdón) que nos podamos imaginar porque los niños de esa época recibían un fortísimo adoctrinamiento contra los judíos, los asociales, los rojos, los comunistas, los socialistas, los homosexuales, los gitanos… y los odiaban profundamente porque les habían enseñado a odiarlos.

     El niño de esa novela es un extraterrestre en ese momento de la historia, jamás ha vivido la Alemania nazi, no ha conocido a nadie de aquella época, no ha tratado con ningún niño que haya ido a la escuela ni él mismo ha podido ir a la escuela porque no conoce ningún concepto del nacionalsocialismo y podría estar hablando hasta mañana de todos los errores históricos que comete esa novela. Y sin embargo es una de las más vendidas sobre el tema nazi que se recuerda. Por ello siempre digo que debe escribirse más sobre el nazismo porque la gente incluso a día de hoy no entiende algo fundamental: la gente en la Alemania nazi era nazi. La gente en la Alemania nazi no era demócrata, no tenía ideas demócratas; tal vez una minoría como nuestra sociedad haya anarquistas que pretenden acabar con el sistema, pero eran una minoría muy pequeña y el conjunto de la población era profundamente nazi. El que algo tan obvio con todos los libros que se han publicado la gente no lo sepa demuestra que todavía hay que indagar más en ese momento de la historia para que la gente no se haga ideas equivocadas de ese u otros momentos históricos.

nC: ¿Actualmente estás trabajando en algún nuevo proyecto ya sea literario o novela gráfica?

JC: como te decía estoy trabajando en dos novelas gráficas y muy pronto saldrán a la venta dos libros de cuentos colectivos con otros autores. Asimismo trabajo en una novela sobre la Segunda Guerra Mundial aparte de las continuaciones de la guerra civil zombi. Yo siempre estoy en mi cosas jajaja

nC: ¡Gracias Javier por contestarnos a estas preguntas!

JC: gracias a vosotros, un placer estar en nada comercial y os mando un fuerte abrazo desde Asturias deseándoos lo mejor.
Nos vemos pronto en el gran universo de las redes sociales!

prisionero en mauthausen cosnava carbo

Tags:

Acerca de Debotroi

"Estoy viejo Gandalf; no lo parezco, pero estoy comenzando a sentirlo en las raíces del corazón. ¡Bien conservado! - resopló -. En verdad me siento adelgazado, estirado, ¿entiendes lo que quiero decir?, como un trocito de mantequilla extendido sobre demasiado pan. Eso no puede ser. Necesito un cambio, o algo."Bilbo Bolsón

You may also like...

2 thoughts on “Entrevista a Javier Cosnava, autor de la novela “1936 Z La Guerra Civil zombi””

  1. Cosnava dice:

    Un placer estar aquí con vosotros. Un fuerte abrazo y que los muertos vivientes os acompañen jejeje

    Gracias!!!

Deja un comentario


Subscribe to RSS Feeds

Get all latest content delivered to your email a few times a month.